IMG_20150530_174246867

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 25 de abril de 2015 será recordado como el inicio del cambio en el país, una fecha histórica, el día en que la sociedad guatemalteca despertó de su sueño e indiferencia después de muchos años, otros podrán decir que es muy tarde, que estamos condenados, que ya nada se puede hacer, creo que se equivocan.

 

La manifestación pacífica conocida como #RenunciaYa fue convocada por un grupo de ciudadanos comunes (o eso nos hicieron creer) por medio de las redes sociales, que cansados del saqueo y corrupción de nuestro sistema político crean el hashtag para la movilización, lo que resultó algo poco creíble para algunos sectores, resultó ser el despertar de los capitalinos, niños y ancianos se hicieron presentes también, estudiantes, gente de todos los sectores de la sociedad, finalmente el pueblo se unió. La razón principal de las manifestaciones que hasta el día de hoy, 2 de mayo siguen y están creciendo, es la renuncia del Presidente Otto Pérez Molina alias Tito Arias y la Vicepresidenta Roxana Baldetti conocida en  los bajos fondos como La Roxy, siendo el caso SAT la gota que derramó el vaso, el pueblo está harto de ver como los políticos de turno se enriquecen como cerdos, dejando al pueblo con escuelas  en pésimo estado, sin pupitres, malos salarios para los maestros quienes han sido los que han seguido en pie de lucha, junto con las organizaciones contra la minería y la destrucción de sus territorios, cero reforma agraria, hospitales sin medicinas, crimen organizado, maras, hambre, narco-militares enraizados en el poder, compra de jueces y juezas, una Corte Suprema de Justicia Corrupta que vela por intereses mezquinos, esto ha sido lo que ha traído este Gobierno, y hoy el pueblo les dice hasta aquí, ¡Fuera Corruptos!, se les acabó la fiesta.

Muchos hablan ya de la Primavera Chapina, de una segunda Revolución gestándose, del despertar de las conciencias, lo cierto es que el pueblo ha perdido el miedo y su apatía política, y esto es motivo de felicidad y de celebración, un nuevo aire se respira en las calles, no podemos dejar que los políticos nos pisoteen y nos humillen mientras saquean al país, no más militares al poder, estos han sido los causantes de muchos de los problemas actuales, y no permitiremos que continúen, la hora ha llegado, esta vez la Revolución no será televisada, así que por favor todos y tod@s a la Plaza, Guatemala y las futuras generaciones se los agradecerán, esto solo es el inicio. ¡Ladrones y Asesinos en el Gobierno nunca más!