Despúes de leer las declaraciones de Eduardo Suger acerca de su “Admiración” por los Kaibiles y que el ejército será su prioridad en el gobierno, no me cabe la menor duda de que este candidato disfrazado de intelectual es la versión básica de Otto Pérez Molina.

Nuestro país actualmente se encuentra en una encrucijada, las votaciones se acercan y no se vislumbra un solo candidato a la presidencia por el cual podamos votar.

Eduardo Suger se ha posicionado como favorito dentro de la población guatemalteca, mayoritariamente en la capital.  Muchos estudiantes creen que él será la salvación para nuestro pueblo, lo que no saben los estudiantes es que detrás de toda esa fachada intelectual y académica se esconde un verdadero enemigo de la paz.

¿Cómo puede un candidato presidencial, declarar el mismo día en que se dicta la histórica sentencia por la masacre de las dos erres, que admira a los Kaibiles, que en Guatemala NO HUBO GENOCIDIO y que el ejército debe de reinstalarse? , el pueblo de Guatemala debe informarse y meditar muy bien su voto, el ejército y todo su aparato de corrupción acabará destruyendo lo poco que le queda al país. Seamos realistas, no podemos olvidar el pasado. Todos los militares deben de ser juzgados y encarcelados por crímenes de guerra, incluyendo a Ríos Montt.

La sentencia a los 4 militares responsables de la masacre de las dos erres, es un paso gigantesco hacia la recuperación de nuestra memoria histórica, debemos evitar a toda costa que el poder militar vuelva a nuestro país, no nos dejemos engañar por políticos nefastos que usan a  la educación como la salvación para un país que se desangra, la educación es fundamental sí, pero primero hay que erradicar el hambre, el racismo, la desigualdad, la injusticia, el desempleo. Después de esto ya podemos empezar a pensar en erradicar la violencia y empezar a educar. Guatemala cuenta con uno de los niveles de analfabetismo más altos en América Latina, en 1, 989 el 60% de las mujeres indígenas en el área rural eran analfabetas.

Eduardo Suger se encuentra entre los primeros tres candidatos a la presidencia y muchos jóvenes simpatizan con él.  Lastimosamente nos podemos dar cuenta que todo es una farsa en este circo político, y que al llegar al poder se velará por el bien de las minorías (CACIF) como ha sucedido en los últimos 25 años, Suger cree que no es necesaria una reforma fiscal por ejemplo. No dejemos que nos engañen una vez más.