Mucho se ha dicho sobre la mítica bebida verde, desde su prohibición del siglo pasado, hasta su reciente regreso al mercado, la casa Pernod Fils fue la que se encargó de su retorno y también ellos fueron sus creadores en 1,805 en Pontalier Francia. La bebida siempre ha estado rodeada de misterio, se dice que esta bebida fue la que indujo a Van Gogh a cortarse la oreja, que tiene poderes alucinógenos y ayuda con la creatividad, muchos artistas bohemios la utilizaron en el pasado, incluyendo a Baudelaire, Picasso, Verlaine, Lautrec, Wilde, Manet, Hemingway y muchos más.

Actualmente podemos encontrar en el mercado varios tipos de absinthes, Le Mercier, Pernod y Lucid son los que gozan de mayor prestigio y calidad, en Estados Unidos es legal desde el 2,007 , la única diferencia es que posee una dosis mínima de Tujona, que es el aceite de esencia de la Artemisia Absinthium o sea la Absenta, lo que hicieron en USA para que fuera legal es simplemente eliminar la absenta de la bebida, eliminando así también su esencia. En Europa es legal, la única condición para su venta es que su etiqueta no diga explicítamente “Absenthe”, debe decir ” con plantas de absenta superiores” o algo así. La ingesta de la bebida va acompañada de  su antiguo ritual, se utiliza una cuchara o un pequeño colador, se pone un cubo de azúcar o simplemente azúcar, 1 onza o 2 de absenta en un vaso o copa, vertemos la absenta en la copa y encima ponemos el colador o la cucharilla, echamos agua fría derritiendo el azúcar que luego se integra a la absenta en el vaso y forma el louche, aquí es donde se libera al Hada Verde, pongan atención a los colores, removemos y listo.

Aqui en Guatemala podemos encontrar un lugar que sirve Absinthes por si lo quieren probar, se llama Bistrot 5 y queda en La Antigua.

Recuerden no beber Absinthe en exceso o podrían sufrir de alucinaciones y una cruda de muerte. La hora ideal para tomarla es a las 5 de la tarde según la tradición.