Alejandra Pizarnik se ha convertido en una escritora de culto, su vida tuvo un final trágico al tener una sobredosis de Seconal, así finalizó sus días la “eterna enamorada de la muerte”, los poemas de Alejandra son de una profundidad y una belleza de otro mundo, muchas veces oscuros y misteriosos, otras veces trágicos y llenos de amor. Alejandra fue amiga del gran escritor argentino Julio Cortázar, se conocieron en París cuando ella trabajaba redactando artículos para un periódico, allí nació una gran amistad y vagaron por plazas y cafés. En estos días la leyenda de la escritora argentina ha ido creciendo y se ha ganado el honor de ser una de las mejores poetisas en Latinoamérica de todos los tiempos. Poemas perfectos para noches sin poder dormir cuando nos sentimos solos y sin amor…

Recomendamos leer sus libros: El árbol de Diana, Los trabajos y las noches, la extracción de la piedra de la locura y su compilación de Poesía Completa por Editoral Lumen.