Cuenta la historia que antiguamente se utilizaba la Belladonna como una planta medicinal y se  consideraba que contaba con propiedades “mágicas”, durante le época medieval se creía que era utilizada en prácticas secretas de hechicería ,  fue utilizada como alucinógeno por los antiguos Egipcios y Sirios, también como un antidepresivo eficaz para “alejar la tristeza”.

Su nombre es en referencia al uso que le daban las bellas mujeres italianas en Roma , al utilizarla como gotas para los ojos, estas dilataban sus pupilas haciéndolas lucir aún más bellas.

Kanashimi no Belladonna es su nombre en japonés y fue una película  producida en el año de 1,973 por Eiichi Yamamoto para producciones Mushi, considerada por muchos como la primera obra de Animé a principios de los 70´ , nos cuenta la historia de la hermosa Jeanne, quien será perseguida, acusada de bruja y posteriormente quemada en la hoguera, es una bella historia influenciada por el libro de Jules Michelet “ Brujería y Satanismo”, sus imágenes cargadas de un fuerte erotismo psicodélico nos acompañaran a lo largo del film. Una obra muy recomendada para amantes del animé y público en general que guste de imágenes provocadoras.